miércoles, 17 de febrero de 2010

Quién eres y a qué vienes, Caín?

Puede ser que mi verdad sea para tí mentira, Puede ser, si, la duda es el privilegio de quien ha vivido mucho, tal vez por eso no consigues convencerme para que acepte como certeza lo que me suena a falsedad, Quién eres tú, preguntó caín, Cuidado mozalbete, si me preguntas quien soy yo, estarás reconociendo mi derecho a querer saber quien eres tú, Nada me obliga a decirlo, Vas a entrar en esta ciudad, te vas a quedar aquí, así que más pronto o más tarde todo se sabrá, Solo cuando tenga que saberse y no por mí, Dime, al menos, cómo te llamas, Abel es mi nombre, dijo caín.







Caín, (José Saramago, 2009 - Alfaguara)

No hay comentarios:

¿Como viniste a parar a este Blog?

Se ha producido un error en este gadget.