domingo, 14 de diciembre de 2008

Qué vida más triste

Para un programa de televisión que me gusta van y me lo cambian al horario de la siesta y entre semana.

Esta gente ofrece algo distinto, con unos guiones divertidos y un formato tan original como lo fué el de Impares, que lamentablemente han retirado de la pantalla pese a su gran calidad... seguro que para el 2009 nos tienen preparados nuevos programas de chafardeo y prensa rosa a toda horas, esos que no falten... hay que joderse!!!

Imagino que todos los conoceis, por si acaso os dejo una pequeña selección de capítulos que no son más que la punta del iceberg...





















sábado, 13 de diciembre de 2008

Moussaka de derbi

Abro el facebook esta mañana... y leo una nota de una amiga que me pega la bronca por tener algo desatendido este blog... Mar... ¡¡¡qué haces un sábado a las 7:30 levantada por dios!!!

Mar acaba de ser mamá de un precioso niño, su segundo, así que lo entiendo, tiene todo mi apoyo en esos madrugones y falta de sueño que son su día a día en la actualidad... eso sí, la apoyo levantándome tarde, intento dormir lo que los padres no pueden... siempre en su apoyo claro.

La verdad es que Mar tiene razón, he desatendido algo este espacio. Me tiene muy ocupado el blog del cole.
Como no quiero que me llamen la atención como hoy, aunque sea con razón, y al no venirme inspiración alguna con algo interesante que contar, sencillamente me limitaré a escribir de rato en rato, según me vaya apeteciendo...

Un día que ha comenzado mal, ya que hoy al levantarme me ha costado hasta ir al baño, ayer me dí un buen golpe jugando a fútbol y no lo he notado hasta esta mañana, me duelen el tobillo y empeine derecho una barbaridad, llego al lavabo andando como un viejo.

Para un futbolero como yo, hoy es un día grande, ya que tenemos partidazo esta noche en Barcelona, lo dan por la tele, y gratis!!!.Como es una velada que no quiero perderme, tengo claro que hoy debo practicar el recogimiento, no sea que durante el día algo intente distraer mi atención.


Entre semana ví en Caçadors de bolets una moussaka que parecía muy rica, así que busco una receta en internet para refrescar la memoria y me lanzo a buscar lo que me falta... poca cosa, canela en polvo, algo de leche para la bechamel y perejil... lo demás ya lo tengo...

Sí!!! tengo berenjenas en casa!!! algún problema?!!!


Después de hacer el cortadito en el Café de debajo de casa, ya en el super, y cogiendo más de lo que realmente he venido a buscar (algo demasiado habitual en mí), descubro en la cola del cajero a una majísima vecina que sí habría distraido mi frágil atención de habérselo propuesto...

Como no lo hace, proponerselo digo, me lamento y vuelvo a casa con mis compras listas.

Recojo el correo del buzón y la primera lavadora, ahora pongo la de las toallas, ya van dos.



Vamos a la moussaka que es tarde y me veo comiendo a las tantas...

Pensaba detallaros el proceso de la moussaka, transformando esta entrada en casi una receta de cocina, pero como veis, solo estoy poniendo unas imágenes que ilustren la entrada, además de entretener a quienes solo miran las fotos porque ni saben leer, como el sacristán de antes.

Busco a mi pinche de cocina, un crianza de 2005 con la temperatura perfecta se ofrece animoso, tampoco quiere perderse el partido de esta noche, lo que no le digo, es que es posible que él no llegue a verlo... no le quiero quitar la ilusión...

Ahora mismo, tras freir, dorar, vaciar, pochar, mezclar, sazonar, remover, probar, fregar, fotografiar, tender, beber y gratinar... mi moussaka ya está lista, y tengo hambre... que aproveche.




Cuando la cuarta lavadora inícia su ciclo y una tableta de turrón del duro está a punto de desaparecer, mi buen amigo pinche ha menguado ya a la mitad de su ser.

Sé que no es elegante, pero os he de decir que la moussaka estaba de vício, madre mía, que buenísima me ha quedado!!! Un par de tupers aguardan ya su punto de congelación cargados de esa delícia de berenjena y carne... mientras, los preparativos avanzan, la ambientación se adecua ya al momento de recibir a los vikingos... un poco de plancha, los deportes de la 2, y de vez en cuando algún sorbito, hacen más entretenida y desinhibida la espera....

Sabeis qué significa Moussaka? es de origen árabe, como tantas palabras, y significa "congelar, volverse blanco".
Blanco? Congelar? Vamos a congelar a los blancos? Me quedaré congelado y tendré que volverme blanco? Haremos que los blancos se vuelvan a Madrid congelados? Madre mía, espero que las huestes de Pep hayan comido moussaka hoy... qué casualidad no?
Esto empieza... qué nervios...
2 - 0, ganó el único que quiso ganar, ante un Madrid que salió solamente a no salir goleado... en fín, estarán contentos con el resultado... por cierto, mi amigo pinche ha caido definitivamente tras el segundo gol, el de Messi...

domingo, 23 de noviembre de 2008

El Sacristán, de W. Somerset Maugham

Hoy estuve comiendo con mis padres. Hablando de todo un poco, y mientras comentaba con mi madre mis últimas lecturas (y lo bien que lo he pasado descubriendo "Cien años de soledad"), hemos vuelto a comentar acerca de este relato, del que misteriosamente hablamos periódicamente, y que me gusta repasar cada vez que lo hacemos.

Mi abuelo le hablaba de él a mi madre (debía ser de sus favoritos), y mi madre lo hace ahora conmigo. Jorge Bucay en su "Déjame que te cuente", incluye la historia en uno de sus cuentos. Como esta lectura es reciente tanto por su parte como por la mía, hace que salga el tema con mayor facilidad.

El caso es que siempre acabo buscándolo en internet, soy un despistado y nunca me guardo una copia. Además, mientras lo hago, descubro nuevos blogs y páginas de gente que, no logro entender por qué motivo, se apropian del texto, le cambian los personajes, modifican un poquito la historia, y zas!!! de repente se convierten en originales escritores y mejores pensadores... hace falta ser torpe para hacer algo así... y tener muy poca verguenza, desde luego. Haced una búsqueda con las palabras "Sacristán + saber + leer" y vereis lo que encontrais...

Para no volver a tener que toparme con esas brillantes mentes, y para poder ofrecerlo íntegro a quien quiera leer este blog, guardo por fín una copia que poder releer cuando me apetezca.
La moraleja mejor se la sacais vosotros mismos, pues desde mi punto de vista,no solo una esconde...


El Sacristán

por W. Somerset Maugham (1874-1965 - Título original: The Verger)



Aquella tarde se había celebrado un bautizo en la iglesia de San Pablo en Neville Square, y Albert Edward Foreman aún llevaba su vestimenta de sacristán.
Tenía una prenda nueva, de pliegues tan rígidos y voluminosos que parecía hecha no de lana de alpaca sino de bronce escultural, pero ésta la reservaba para bodas y funerales pues cuando de tales ceremonias se trataba, la iglesia de San Pablo era la predilecta entre la gente de bien.
La que vestía ahora estaba un tanto usada, condición sin embargo que no le impedía llevarla con cierta complacida dignidad, puesto que conformaba señal y símbolo del oficio que desempeñaba, y cierto era que las veces que andaba sin ella (se la quitaba antes de irse a casa), siempre experimentaba la sensación desconcertante de ir algo ligero de ropa.

Le dedicaba un cuidado esmerado: era él mismo quien la lavaba y planchaba. Había poseído varias de estas vestimentas a lo largo de los dieciséis años que venía ejerciendo de sacristán en la iglesia, y jamás se había sentido capaz de deshacerse de ninguna de ellas cuando ya no servía. De este modo, cada vez que tocaba retirar una, ésta - cuidadosamente envuelta en papel de color marrón - iba a sumarse a la ya larga secuencia que llenaba los últimos cajones del armario en su habitación.

Ahora el sacristán se atareaba discretamente; volvió a colocar la tapa de madera pintada sobre la pila de mármol, retiró la silla que se había traído para una señora anciana y achacosa y luego se quedó esperando a que el párroco terminara en la sacristía para poder ordenarla e irse a casa. Al cabo de un rato le vio cruzar la cancillería y santiguarse ante el altar principal, para después venir caminando en su dirección por el pasillo central; aún no se había quitado las propias vestimentas.

- Y éste, ¿por qué no se menea? - dijo el sacristán para sus adentros - ¿es que no ve que un servidor tiene hambre?

Poco tiempo hacía que el aludido, un hombre cuarentón de facciones coloradas, ostentaba el título de párroco en Neville Square, y Edward Albert aún lamentaba la marcha de su predecesor, un clérigo a la vieja usanza quien predicaba sermones lánguidos con una voz plateada y salía a cenar a menudo con los más aristocráticos de sus feligreses. Si bien le gustaba tener cada cosa en su lugar no se le podía tachar de maniático; éste en cambio insistía en meter las narices en todo. Pero Edward Albert era tolerante: el nuevo reverendo provenía del East End y no se podía esperar que se adaptara de la noche al día a las costumbres discretas de su gentil congregación.

- Todo este trajín - se dijo Edward Albert. - Pero tiempo al tiempo, ya aprenderá.

Cuando el pastor hubo avanzado por el pasillo lo suficientemente como para poder dirigirse a su sacristán sin alzar indecorosamente la voz, se detuvo.

- Foreman, haz el favor de acompañarme a mi oficina un momento. Quisiera hablar contigo.

- Como desee señor.

El religioso le aguardó hasta que estuvo a su lado y entonces los dos hombres caminaron juntos por la iglesia.

- Muy bonito el bautizo, señor, de veras. Me he fijado en como la criatura ha dejado de llorar cuando usted la ha tomado en sus brazos.

- Yo también me he fijado a menudo en eso - dijo el cura con una leve sonrisa. - Al fin y al cabo he tenido bastante experiencia.

Ya sabía que las más de las veces era capaz de calmar a un lactante lloriqueante con su manera de sostenerlo y esto le era motivo de un sosegado orgullo; tampoco se mostraba del todo indiferente a la divertida admiración con que las madres y niñeras le observaban mientras acomodaba al recién nacido sobre la manga de la sobrepelliz. El sacristán por su parte sabía que le gustaba que este don suyo fuera reconocido.

El párroco entró primero en la sacristía, y Albert Edward se sorprendió un poco cuando al seguirlo se encontró allí con dos miembros del consejo, a quienes no había visto entrar. Le saludaron inclinando amablemente la cabeza.

- Buenas tardes milord. Buenas tardes señor. - Les dijo al uno y al otro.

Eran dos señores de edad avanzada, y llevaban en sus cargos casi tanto tiempo como Edward Albert en el suyo. Estaban sentados detrás de una hermosa mesa de refectorio que el párroco anterior había traído años atrás de Italia; el actual tomó asiento en la silla que había entre los dos. Edward Albert les quedó mirando, con la mesa de por medio, y con un ligero malestar se preguntaba cuál podría ser el problema. Se acordaba de aquella ocasión cuando la organista se había metido en una situación comprometida y de cuántas molestias les costó tapar el asunto. En una iglesia como la de San Pedro en Neville Square, no podían permitirse escándalos. La cara rubicunda del párroco componía una expresión de resolución benigna, pero a los otros dos se les veía bastante incómodos.

- Les tiene mareados, eso es - se dijo el sacristán. – Les ha estado dando la lata para que hagan algo, y ese algo no les gusta para nada. Eso es lo que hay, podría jurármelo.

Estos pensamientos, sin embargo, no se le podían leer en las facciones elegantes y distinguidas. Permanecía de pie mirándoles con una actitud respetuosa, pero de ninguna manera obsequiosa; antes de desempeñar su actual oficio eclesiástico había sido mayordomo, y eso en las mejores casas, por lo que sus modales eran irreprochables. Había empezado como recadista de un mercader ricachón, y poco a poco había avanzado desde el puesto de cuarto ayudante de cámara hasta primero; luego durante un año sirvió de mayordomo en casa de la viuda de un noble y más tarde, hasta que le salió el puesto en la iglesia, había ejercido el mismo oficio en casa de un embajador retirado con dos hombres a sus ordenes. Era alto, delgado y digno; su aspecto recordaba si no el de un duque, por lo menos el de un actor a la vieja usanza especializado en encarnar duques. Se portaba con tacto, firmeza y entereza. El suyo era un carácter impecable.

El párroco empezó sin preámbulos:

- Foreman, tenemos algo desagradable que decirte. Llevas muchísimos años aquí y creo que Su Excelencia y el General estarán de acuerdo conmigo cuando digo que has cumplido las responsabilidades de tu cargo a la satisfacción de todos.

Los dos coadjutores asintieron con la cabeza.

- Pero el otro día llegué a enterarme de la más extraordinaria de las circunstancias y me creí en la obligación de comunicárselo a los señores del consejo. He sabido para mi asombro que no sabes ni leer ni escribir.

La cara del sacristán no se inmutó:

- El último reverendo lo sabía señor, - le contestó – y no le importaba para nada. Siempre decía que había demasiados maestrillos y librillos para su gusto.

- Es la cosa más increíble que he oído, - exclamó el General. - ¿Quieres decir que llevas dieciséis años como sacristán en esta iglesia, y nunca has aprendido ni a leer ni a escribir?

- Empecé en el servicio doméstico cuando tenía doce años, señor. La cocinera donde mi primera colocación intentó enseñarme una vez, pero no le pillaba el truco, que digamos, y luego con una cosa y otra ya no tuve tiempo. Y nunca me ha hecho falta, la verdad; me parece que hoy en día hay muchos jóvenes que pierden su tiempo leyendo cuando podrían estar haciendo algo más provechoso.

- Pero ¿no quieres leer las noticias? – preguntó el otro caballero. - ¿Nunca has querido escribir una carta?

- No milord, me parece que me las arreglo así como estoy. Y resulta que últimamente los periódicos traen muchas fotografías y ellas me ayudan bastante a mantenerme al corriente. Luego si quiero escribir una carta, pues mi señora esposa es muy instruida y ella me la hace. Y tampoco soy de los que corren apuestas.

Perturbados, los dos coadjutores miraron de reojo al párroco y después bajaron la vista a la mesa.

- Bien, Foreman, he hablado de este asunto con los señores del consejo y están completamente de acuerdo conmigo en que esta situación es imposible. No podemos permitir que el sacristán de una iglesia como la nuestra sea analfabeto.

Albert Edward no dijo nada, pero su cara delgada y normalmente cetrina se puso colorada.

- Compréndeme Foreman, no tengo ninguna queja contra ti personalmente. Desempeñas tu trabajo satisfactoriamente y tengo la más alta opinión tanto de tu carácter como de tu capacidad; pero en toda conciencia no podemos seguir corriendo el riesgo de que nos ocurra alguna desgracia debido a esta lamentable ignorancia tuya. Es una cuestión no sólo de principios sino de prevención.

- Oye Foreman, ¿y no podrías aprender..? – preguntó el General.

- No señor, me temo que no; ya no. Verá, ya no soy tan joven y si no me entraban las letras antes cuando era un chavalín pues con menos razón iban a entrarme ahora.

- No queremos ser injustos contigo Foreman, pero los consejeros y yo nos hemos decidido: te concederemos tres meses y si al término de dicho plazo todavía no has remediado esta falta me temo que tendremos que prescindir de tus servicios.

A Albert Edward no le había gustado nunca el nuevo párroco. Llevaba diciendo desde el principio que habían metido la pata mandándole para la iglesia de San Pablo. Carecía de la clase necesaria para una congregación tan fina. Ahora se irguió un poco: él mismo conocía su propio valor y no iba a permitir que le avasallaran.

- Lo siento mucho señor, pero me temo que no hay remedio. Tengo la mollera demasiado dura ya para que me entren cosas nuevas. He vivido todos estos años, que no son pocos, sin saber leer ni escribir, y sin querer pecar de orgulloso, pues quien a sí mismo se alaba mal acaba, no tengo reparos en decirle que he cumplido con mi deber en esta vocación que la divina providencia ha querido que yo ejerza, y aun si pudiera aprender ahora pues dudo mucho que quisiera.

- Muy bien Foreman. Así las cosas me temo que tendrás que marcharte.

- Si señor, comprendo, por mí no hay inconveniente. Renunciaré tan pronto haya encontrado usted a quien me sustituya.

Pero cuando Albert Edward, con su educación de siempre, hubo cerrado la puerta tras él, dejando allí al párroco con los dos coadjutores, no podía mantener el aire de imperturbable dignidad con la que había encajado el duro golpe recibido, y empezaron a temblarle los labios. Se fue caminando lentamente a la sacristía donde colgó sus vestimentas en la percha que las aguardaba. Se le escapó un suspiro mientras pensaba en todos los funerales solemnes y todas las bodas elegantes que había presenciado. Ordenó las cosas, se puso el abrigo, y con el sombrero en la mano volvió por el pasillo. Cerró la puerta principal y echó la llave.

Caminando lentamente, cruzó la plaza, pero tan sumido iba en sus lúgubres pensamientos que dejó atrás la calle que conducía a su casa y la buena y reconfortante taza de té que allí le esperaba; en fin, se equivocó de camino. Caminaba muy lento: no sabía qué hacer. No le apetecía nada volver al servicio doméstico; después de pasar tantos años sin otro amo que él mismo – porque dijeran lo que dijeran el párroco y el consejo, era él quien aseguraba el buen funcionamiento de la iglesia – no podía rebajarse ahora a buscar una colocación.

Tenía sus ahorros, pero la cantidad, aunque no despreciable, no era suficiente como para vivir sin trabajar y menos aún cuando la vida cada año resultaba más cara. Nunca se le había ocurrido pensar en esta eventualidad: los sacristanes de la iglesia de San Pablo, como los Papas de Roma, tenían un cargo vitalicio. A menudo había pensado en el sermón que dedicaría el reverendo, en los maitines del primer domingo tras su muerte, al carácter ejemplar del finado sacristán Albert Edward Foreman y el largo y fiel servicio por él brindado. Suspiró profundamente.

Nuestro Albert Edward no fumaba y era totalmente abstemio, aunque se concedía a sí mismo cierta licencia; es decir, gustaba de tomar un vaso de cerveza con su cena y cuando se sentía cansado le apetecía fumar un buen cigarrillo: ahora pensó que fumarse uno le consolaría y como nunca llevaba tabaco encima empezó a mirar arriba y abajo en busca de un sitio que expendiera Gold Flake. Al no ver ninguna tabaquería echó a caminar un poco más; era una calle larga que contaba con abundantes tiendas, pero no había ninguna donde uno pudiera comprarse tabacos.

- Qué raro – se dijo Edward Albert.

Para estar seguro volvió a bajar por la misma calle que acababa de subir: no, ya no le cabía ninguna duda. Entonces se quedó un rato allí, mirando pensativamente a su alrededor.

- No puedo ser el único hombre que haya caminado por esta calle y querido echarse un pitillo – pensó. - Ya creo que uno podría hacerse un buen negocio aquí si montara una tiendecita. De tabacos y golosinas, quiero decir.

Dio un respingo.

- Oye, pues vaya una idea – se dijo. – Es extraño como te vienen las ideas cuando menos las esperas.

Y dio media vuelta y fue caminando a casa.

- Muy callado te veo esta tarde, Edward Albert – observó su mujer después de la cena.

- Es que estoy pensando – contestó.

Miró el asunto desde los cuatro costados y el día siguiente volvió a caminar por la calle de la víspera; la suerte le acompaño pues dio con una tiendecita en alquiler que parecía ajustarse exactamente a sus propósitos. Al otro día ya había firmado el contrato y, cuando un mes más tarde abandonara para siempre la iglesia de San Pablo en Neville Square, Albert Edward Foreman estableció su pequeño negocio de tabaquería y papelería. Su esposa opinó que era una vergüenza que uno que había sido sacristán en Neville Square tuviera que rebajarse tanto, pero él respondió que soplaban vientos de cambio y que la iglesia ya no era como antes, y que en adelante él daría a César lo que era de César.

A Albert Edward las cosas le fueron muy bien, tanto que después de un año se le ocurrió que podría contratar a un encargado y poner otra tiendecita, de modo que buscó otra calle larga y sin tabaquería que tuviera un local en alquiler, y cuando la encontró allí puso otro negocio y lo aprovisionó. Esta empresa también fue un éxito. Entonces razonó que si era capaz de llevar dos tiendas pues muy bien podría llevar varias, así que se echó a caminar por la ciudad de Londres y cada vez que encontraba locales en alquiler en calles largas y sin tabaquería, los tomaba. En el transcurso de diez años adquirió nada menos de diez tiendas y estaba ganando dinero a espuertas.

Cada lunes él iba personalmente a cada una de sus tiendas para recoger las ganancias de la semana y llevarlas al banco. Una mañana cuando estaba depositando un gran fajo de billetes y una pesada bolsa de monedas, el cajero le dijo que el director deseaba verle. Le condujeron a un despacho y el director le saludó con un apretón de manos.

- Señor Foreman, quería hablar con usted sobre el dinero que tiene depositado con nosotros. ¿Sabe a cuánto asciende?

- Bueno señor, no llevo las cuentas hasta la última libra como quien dice, pero en números redondos creo que sí.

- Sin contar lo que ha ingresado esta mañana, su haber supera ya las treinta mil libras. Es una cantidad importante y hubiera pensado que sacaría usted un mayor rendimiento mediante algunas inversiones.

- No quisiera hacer nada arriesgado, señor. Yo sé que está a buen recaudo aquí en el banco.

- No debe preocuparse en absoluto. Le haremos una lista de valores de primera, le aportarán unos intereses que a nosotros francamente sería imposible ofrecerle.

Una sombra de duda descendió sobre los rasgos distinguidos del señor Foreman.

– No me he metido nunca en aquello de valores y acciones. Tendría que dejarlo todo en sus manos. – Dijo.

El director sonrió.

– Deje los detalles a nuestra cuenta. Lo único que tendrá que hacer es firmar las autorizaciones.

- Bueno, así las cosas todo parece fácil – dijo Albert, poco convencido. – Pero ¿cómo habría de saber qué clase de cosa estoy firmando?

- Sabe usted leer, supongo – dijo el director, impacientándose un poco.

El señor Foreman le dirigió una sonrisa cándida:

- Bueno señor, ahí está la cosa. No puedo. Sé que parece raro, pero es así, no sé ni leer ni escribir; únicamente mi nombre, y eso sólo cuando empecé con los negocios.

El director saltó de su asiento, de tan sorprendido estaba: - ¡Esta es la cosa más extraordinaria que he oído jamás!

- Verá usted, cómo se lo explico… Es que nunca tuve oportunidad de aprender hasta que era demasiado tarde, y entonces no quise. No sé, me puse como terco.

El director del banco le miraba con ojos desorbitados, como si contemplara algún engendro prehistórico.

- ¿Pretende decirme que ha montado este importante negocio y amasado una fortuna de treinta mil libras sin saber empuñar una pluma? Dios bendito, ¡dónde estaría ahora este hombre si pudiera leer y escribir!

- Eso sí se lo puedo decir, señor – dijo Albert Edward Foreman, un amago de sonrisa apareciendo en sus aún aristocráticas facciones

– yo sería el sacristán de la iglesia de San Pablo en Neville Square.


**FIN**


Traducción © V. Stevenson 2002

lunes, 27 de octubre de 2008

Emilio Calatayud - Juez de menores

La verdad, no conocía a este señor (mil gracias Mar por el descubrimiento).

Emilio Calatayud es un juez de menores de Granada que no deja a nadie indiferente.

Definen su verbo como "demoledor", y desde luego se podrá estar de acuerdo o no con sus planteamientos, pero claros lo són de princípio a fín... vamos, que me ha impactado...

Opinable... es posible, que invita a la reflexión... también, interesante para nuevos padres... seguro.








sábado, 18 de octubre de 2008

Boumort y la Berrea


Hace ya varios años, que intentamos no faltar a nuestra cita con el Boumort por estas fechas. La escapada puede ser de un solo día o dedicarle todo un fín de semana, hemos ido variando segun las circunstancias, así que os dejo una pequeña guía aquí, por si os apetece conocerlo.

La excusa es perfecta, podeis hacer buenos paseos por una reserva natural respirando aire sano, contemplar hermosos paisajes, llenar alguna cestilla de bolets, disfrutar del majestuoso vuelo de los buitres que anidan en las cumbres, escuchar la brama del ciervo macho buscando su hembra, y si teneis un poco de suerte, hasta encontraros frente a frente con alguno de los más de 500 que pueblan la reserva. Para comer, son muchos los sitios que la zona ofrece, pero os recomendaré uno en el límite mismo de la reserva que es nuestro centro de operaciones de todos los años.

La buena compañía, eso sí, la debereis poner vosotros, pero todo lo demás para pasar un agradable día en la montaña como veis ya os lo ofrece el Boumort.
A estas alturas ya deberías saber si vas a querer seguir leyendo o no, así que comenzaremos a poner algunos datos que os puedan servir... primero lo más evidente...






¿Como llegamos?


El Boumort se encuentra en el prepirineo occidental, entre los valles del Noguera Pallaresa y del Segre. La reserva se extiende por más de 13 mil hectáreas que las ocupan básicamente cuatro serraladas, una de ellas, la que da origen a su nombre, la serralada del Boumort. La mayor cumbre es el mismo pico de Boumort que escasamente supera los 2 mil metros de altura.
Son variados los accesos pero la ruta que os haremos, hará que debais llegar hasta Organyà. Nosotros, que subimos del Barcelonés, el Baix Llobregat y L'Anoia, tomamos la NII y hacemos la ruta Ponts - Oliana - Organyà.

Una vez hayais llegado a Organyà, si vais dirección Andorra el desvío os quedará a mano izquierda, si bajais desde Andorra o La Seu pues evidentemente al lado contrario.



El desvío que debereis tomar es el de la foto, dirección Cabó - Montanissell.




Para que os situeis os pongo también un curioso plano de toda la zona que podreis consultar en un bar que encontrareis a mano derecha, a unos pocos metros antes del desvío que debereis tomar, y que os vendrá bien para echar algo caliente al estómago si habeis madrugado un poquito.





Una vez hemos tomado el desvío a la izquierda y en menos de un kilometro, volvemos a tener otro desvío hacia la izquierda (muy de izquierdas estamos hoy...) esta vez hacia Montanissell, que es la aldea en la que se encuentra Cal Borda, que nos dará cobijo y grasas saturadas durante nuestra estancia. Ojo si vais de noche, la carretera está asfaltada pero son bastantes curvas y hay que ir con cuidado... vamos que no es una autopista.




Y tras 11 kms de curvitas llegareis a Montanissell, debeis atravesar toda la aldea sin dejar la carretera, cuando la zona asfaltada termina y continua sobre una pista de tierra, mirad a la izquierda, ese es el Restaurant del cartel... Cal Borda.







Donde cargar las pilas


Cuando llegueis a Cal Borda, seguramente os venga a recibir "Murga", una perrita pastor alemán que recogieron los dueños hace un par de años y que es simpatiquísima, no os asusteis, no muerde, y solo viene porque se alegra de que hayais llegado.

Si no lo habeis hecho ya, este es buen momento para reservar mesa en el restaurante, volvereis hambrientos y cansados, así que no es plan el quedarse sin mesa, y por alejado que os parezca que esté este lugar del pueblo más cercano, os aseguro que os quedareis sin mesa si no lo haceis.

Cal Borda dispone también de dos apartamentos de 5 plazas cada uno, suficientemente equipados y a un precio bastante ajustado. Si el objetivo realmente es poder realizar algún avistamiento de ciervos, os recomiendo que hagais noche ya que hay que salir antes de que amanezca y desde ese punto medio recorrido ya lo teneis hecho.


El Sr. Salvador y familia os atenderán fantásticamente, y os sentireis como en casa. Para comer, colesterol puro y les cassoletes de la casa, podeis optar por una buena escudella o tal vez una paellita, buen vino y ambiente agradable... los fumadores no podreis hacerlo dentro, pero aprovechar al aire libre, el porche entre el restaurante y la cafetería, con las vistas que tiene, un buen café y una copita... no tiene precio.

Os pongo unas fotos de Cal Borda, a ver si os animais.

















Nos vamos a ver ciervos



Con calzado adecuado, salimos a disfrutar de la naturaleza. Ese calzado adecuado debemos llevarlo tanto en nuestros pies, como en los neumáticos del coche, recomendable subir con un 4x4, hareis mejor los kms de pista que teneis por delante, salvareis cómodamente los desniveles que os vais a encontrar y sobre todo no correreis riesgo de que la excursión se termine por culpa de algún problema mecánico. La carretera no es muy exigente, no os asusteis, pero lo que digo, si podeis, mejor un todoterreno.



Tomareis la pista que arranca justo en Cal Borda, es sencillo, en la ruta que os indico nos encontraremos más adelante con un profundo valle, y pasaremos por el lado derecho, por lo que todos los desvíos (hasta tres) los tomaremos a ese lado. Antes de entrar, os encontrareis con un guardia de la reserva, que os pedirá algunos datos y al que podeis preguntar acerca de nuevas rutas, etc... conocen la reserva como la palma de su mano, por lo que os serán de gran ayuda. Pensad que hay cazadores furtivos, así que no os debe sorprender cruzaros con los forestales patrullando.


Conforme avanceis os encontrareis un terreno cada vez más abrupto, y la vegetación se irá adaptando a la altitud. Una de las marcas que os ayudará a saber que vais en buena dirección es este pequeño refugio de montaña que os encontrareis a pié de pista. Yo hice noche la primera vez que subí en él, y aunque no tiene más preparación que saco a tierra e intentar conciliar el sueño, el berreo de los ciervos resonando en todo el valle, en una noche cerrada, y con un aire helado que transmitía el sonido con una nitidez increible, impresiona por no decir acojona, a la par que te hace sentir en un lugar "diferente". Si no quereis que os duela la espalda al día siguiente, a dormir en Cal Borda, que solo tardais media hora larga en llegar hasta aquí... pero claro... no es lo mismo.



Bien, estamos en el refugio, aparcamos el coche y nos disponemos a hacer gana para almorzar.




Andamos por la misma pista que nos ha traido hasta aquí en dirección contraria. Al poco rato veremos una pista que asciende a la izquierda del camino. Hay una valla que prohibe el paso a vehículos, pero nosotros vamos andando, así que pasamos y subimos. La subida no es para nada dura, un niño de 7 años la ha hecho así que menos quejas y poco a poco pero seguros vamos siguiendo el camino. Cuando finaliza la subida nos vamos a encontrar frente a un prado, lo atravesaremos en la misma dirección que traemos. Tanto en la subida que acabais de hacer como en el prado hemos visto ciervos, así que tened las cámaras preparadas, y no os pongais nerviosos si os encontrais alguno, ellos tienen más miedo que vosotros, así que si os comportais con normalidad no tiene porqué pasar nada.


Al final del prado vereis que hay una valla y no podeis continuar, y a la izquierda se vislumbra un pequeño paso entre unas rocas, tomad ese camino. Es el último tramo de subida, en el que al acceder a lo que sería el cambio de rasante de la cima, os dejará ver un mar de nubes y picos, en forma de islas emergiendo entre ellos. Las vistas, si habeis subido lo suficientemente temprano, y las nieblas continuan bajas, son realmente espectaculares.


Continuais adelante, ya en camino descendente, haceis una paradita en el tronco para la foto y continuad el camino, cuando os hayais dado cuenta estareis en el refugio de nuevo, y listos para hacer la primera parada, disfrutar el paisaje, otear la ladera contraria con los prismáticos en busca de ciervos, y dependiendo de la hora que sea, disfrutar con el vuelo de los buitres, que habrán salido a ver qué tal día hace.

Hasta que el sol no caliente un poco, no espereis ver buitres. Ellos esperan a que se hayan formado algunas térmicas, de manera que puedan cubrir grandes extensiones sin gasto de energía innecesario por tener que "volar" a base de aleteos. El buite caza, no solo es carroñero, y la caza es complicada e incierta, por lo que la incertidumbre de saber si va a pasar varios días sin traer nada a casa para comer, le hace economizar al máximo sus energías.



Por cierto, cuentan los lugareños, que un animal, cuya especie nunca pudo ser determinada, se deja ver de vez en cuando por estas montañas. Se le relaciona directamente con el big-foot americano, y puede ser muy agresivo si no tienes algo de oro para darle como prueba de buena voluntad. Para facilitaros su reconocimiento, os ponemos la única imagen que ha sido posible tomar de él (De buen rollito Román)


Así que ya sabeis, si el día es caluroso, los vereis muy prontito. Si el día es frio y gris, esperarán algo más a que el aire se caliente, pero no dejeis de echar un vistazo al cielo igualmente de tanto en tanto, tal vez os lleveis una sorpresa. También habita en la reserva el Quebrantahuesos, pero son pocos ejemplares y muy difíciles de ver.



Ya habeis descansado? seguimos pues...



Volvemos al coche y continuamos adelante por la misma pista y en la misma dirección. La idea es pasar al otro lado de la sierra, no a la ladera que habeis estado viendo hasta ahora a la izquierda vuestra, al otro lado del valle, sino la parte contraria a la ladera por la que habeis avanzado hasta ahora. Una curva muy pronunciada y en bajada a la izquierda es una nueva marca de seguimiento de buena dirección, y en unos minutos os encontrareis con un cartel de desvío a la derecha (antes todo izquierda y ahora todo derecha... ¿en la alternancia está el acierto?),

El cartel os invita a ir a Prat de Muntaner, le decimos que sí y giramos a derecha para coger el camino, camino que ya no abandonaremos. Proseguimos tanto por la ladera como en dirección contraria a la que llevábamos hasta ahora, veremos algunas masias, y a poco la carretera volverá a tener pendiente de subida. La pista acaba en un gran prado en altura, desde el que volvemos a tener unas vistas espectaculares, el pico de Boumort a la vista y un nuevo camino prohibido para vehículos por el que dar un paseo si tenemos tiempo, o si las vacas que pasten por allí nos lo permiten claro...

Desde allí podemos tomar ya el camino de vuelta, todo de bajada hasta Cabó, donde antes de llegar a Organyà nos volveremos a encontrar el desvío a Montanissell, esta vez a la derecha, y que gracias a lo hambrientos que ya vamos, nos parecerá bastante más largo que la primera vez.

Esta bajada es larga y aquí si que si no habeis venido con un 4x4 mejor os dais la vuelta y os volveis por donde habeis venido. La carretera se estrecha y los desniveles se acentuan, haciéndose un poco largo, la verdad, para los acompañantes. No tanto así para el conductor que habrá pasado un rato fantástico manejando el vehículo.


Y eso es todo. Una vez en Montanissell daremos buena cuenta de los ágapes que el Sr. Salvador nos tenga preparados y nos prepararemos para volver de nuevo a la rutina, algo más cansados, pero seguro más felices.


Más o menos imagino que uno se puede hacer una idea de la escapada, así que, aquí lo dejamos. Solo que a uno de vosotros le pueda ser de utilidad y decidais subir un fín de semana habrá estado bien esto de ponerlo en el blog.


Cuidaos,




miércoles, 15 de octubre de 2008

Cada día soy más "pesao"




Pues nada más y nada menos que el literal del título. El tabaco muy bien por ahora, me siento orgulloso de estar siendo capaz de aguantar sin fumar, estoy como las cajas de ahorros... no doy crédito... y algunos de los que me han conocido como fumador la verdad es que tampoco.

Todo esto sería redondo, si no estuviera a punto de ponerme justamente así, también en literal... ¡¡¡REDONDO!!!

Así que como esta etiqueta fué creada para ponerme yo mismo retos, y el primero, no por sencillo, lo estoy llevando bastante bien, vamos a darle algo de caña al cuerpo y sobre todo a la cabecita, que es la que manda en todo esto, y vamos a ponernos de manera decidida a perder algo de peso...

Día 15 de octubre, 23:21 horas, acabo de utilizar la báscula... 85,100 kgs... bueno, vale, en realidad son 87,100 kgs... ya sabemos que estos trastos siempre tienen un margen de error, y el de este espero que sea hacia abajo, porque como sea hacia arriba... estamos apañados.

Intentaré postear cada 15 días y comentaros como va todo, ya sean progresos o fracasos... hasta entonces... NO, NO PUEDO CENAR ESTE SÁBADO... (joder, no hemos comenzado y ya estamos tocando los coj... así no hay quien pierda peso...)




Por cierto, he pensado que entre estar dejando de fumar y ahora además ponerme a dieta, si a todo esto unimos mi habitual e innata dulzura... puedo ser igual de agradable que el doctor House con una mala migraña en las próximas semanas... sé que no me lo tendreis en cuenta...




alguien apuesta?

martes, 30 de septiembre de 2008

El castaño y las damas



"En cierta ocasión en la que el padre Nicanor llevó al castaño un tablero y una caja de fichas para invitarlo a jugar a las damas, José Arcadio Buendía no aceptó, según dijo, porque nunca pudo entender una contienda entre dos adversarios que estaban de acuerdo en los principios. El padre Nicanor, que jamas había visto de esa manera el juego de damas, no pudo volverlo a jugar."






Made in: Gabriel García Marquez "Cien años de soledad" (1967)

domingo, 28 de septiembre de 2008

Messi. Tiembla Maradona...

Barça - Getafe
Copa del Rey 2007
Camp Nou





sábado, 27 de septiembre de 2008

Vaya tela con el estatut...

Con artículos recurridos ante el Tribunal Constitucional, las arcas generales vacías dificultando la asignación de nuevas partidas presupuestarias (por no hablar de la ampliación de las existentes) y unos presupuestos generales para el 2008, que podrían salir adelante solo con el apoyo de los nacionalistas vascos, el panorama del desarrollo de la financiación autonómica para Catalunya parece absolutamente desolador...

Claro que siempre hay cracks como los de Polonia que nos regalan gags como este que quiero haceros llegar.









Solo recordar que, desde que echó a andar el proceso de reforma estatutario en Catalunya, y no solo por la torpeza de los políticos catalanes (que la ha habido y muy grande), la sucesión de momentos memorables de los que sentirnos todos muy orgullosos ha sido sencillamente espectacular:

Ciertos grupos promueven un boicot nacional a los productos catalanes.
El desmembramiento de España y la balcanización de Catalunya son conceptos que aparecen en ciertas tertulias de opinión.
El President Montilla denuncia desafección entre España y Catalunya.
CIU se adelanta a todos y pacta el Estatut con el PSOE, generando recelo en algunos socios del tripartito catalán.
Fruto de esos celos, ERC cambia de parecer al respecto del Estatut pactado finalmente y pide su no aceptación en el referendum. El "NO" es solicitado también por el PP.
El estatut es presentado en referendum a los catalanes. Se aprueba con un 74% de votos favorables, pero el interés que suscita solo logra movilizar a un 49% del electorado.
El PP y otras organizaciones, presentan diferentes recursos ante el T.C. defendiendo la inconstitucionalidad de algunos artículos del Estatut.


En 2008, varios años despues del inicio de este recorrido, inmersos en una crisis económica que todavía no parece haber enseñado del todo los dientes, lo que preocupa ya no son las voluntades de llegar a acuerdos de las partes, sino si hay dinero en la caja con el que dotar las gestiones transferidas.

Total, un Estatut gafado, ¿realmente habrá valido todo esto la pena?

Vaya tela con el Estatut...

lunes, 22 de septiembre de 2008

Soledad



"Vivo en una casa colonial en la acera de sol del parque de San Nicolás, donde he pasado todos los días de mi vida sin mujer ni fortuna, donde vivieron y murieron mis padres, y donde me he propuesto morir solo, en la misma cama en que nací y en un día que deseo lejano y sin dolor"





Made in... Gabriel García Marquez "Memoria de mis putas tristes" (2004)

Agua bendita...


"Que los dioses te guarden, Fabio, de esta plaga, pues de todas las formas de purificar el cuerpo que el hado nos envía, la diarrea es la más pertinaz y diligente"







Made in... Eduardo Mendoza "El asombroso viaje de Pomponio Flato" (2008 Seix Barral)

Y la pianola funcionó...


"Pero los porfiados descendientes de los veintiún intrépidos que desentrañaron la sierra buscando el mar por el occidente, eludieron los escollos del trastrueque melódico, y el baile se prolongó hasta el amanecer."










Made in... Gabriel García Marquez "Cien años de soledad" (1967)

domingo, 21 de septiembre de 2008

Finaliza la temporada 24




Realmente este post, o el 90% de él, ya ha sido publicado en la conferencia HT de mi grupo, pero me gustaría rescatarlo y mantenerlo en algún otro lugar para guardar una copia... estará bien poder guardar aquí varios de estos... sería una buena señal...

¿un poco friki...? no, os corrijo... un MUCHO friki, pero es lo que hay...








-------------------------------------------------------------------------------------------------






Bueno, pues ya estamos aquí una temporada más... mientras suena de fondo el "The show must go on" y se nos ponen los pelos como escarpias, nuestros chavales van llegando a la gala acompañados de sus novias y esposas. Como cada año, gran expectación en la alfombra roja y mucho nuevo tatuaje, implante de silicona y extensiones que lucir...


Nuestros entrenadores habían quedado para comer en una tasca cercana, en la que han podido departir amigablemente de tácticas, entrenamientos y batallitas futboleras mil, mientras degustan buenos caldos y alguna copilla en una sobremesa interminable... míra, por ahí llegan, caminando por la acera... que humildes y majos son... ¿parece que caminan un poco raro no?


En la zona noble ya estamos todos, es un placer que hayais podido venir... mucho glamour, canapés variados y tremendas camareras, muy buen rollito en el palco al fín y al cabo... "hombre linense, como has engordado tío...", "algo menos que tu cabeza mamón!!!"... vamos, que muy buen rollo hattrickero...


Los únicos que se han dado la mano con mucha frialdad, han sido los de siempre... tanto llovis como llorch se han comportado con educación, pero parece que no liman asperezas... además eso le da el puntito de morbo que toda gala de premios necesita para ser interesante...


Hablando de premios... queríamos que viniera nuestra Pe a hacer las entregas aprovechando que están estos días por aquí, pero finalmente no ha podido ser. Por lo visto a Bardem no le hacía gracia que su mujer pasara la noche en un sitio con cientos de tíos que se ganan la vida corriendo en calzoncillos... en fín, que no le ha salido de sus huevos de oro dejar a su esposa venir.


Para paliar la pérdida, y disponer de un invitado de "tronío" en nuestra gala, hemos invitado a Simontxo, el crack de HT, que curiosamente se encontraba en nuestra ciudad mientras volvía de ABPGrado de realizar algunas gestiones... no todos los grupos de liga VIII española pueden contar con tal privilegio, así que estamos muy contentos por ello...
Han bajado la luz de la sala... las primeras notas del "We are the Champions" comienzan a sonar, y nuestro crack Andrés Montes flanqueado de Salinas y El Capitán Narvaez aparecen sobre el escenario... que emoción...



Comienza la entrega de la IIª edición de los premios "Manolete, si no sabes pa' qué te metes" correspondientes al grupo 1848, de liga VIII española en su temporada 24.

Antes de iniciar los premios de la Academia de Alltid, hacemos subir al escenario a Linense para que recoja el premio de la Quiniela de esta temporada, ha demostrado ser el más enfermo de todos los hattrickeros del grupo, consiguiendo un nivel de aciertos en sus predicciones realmente elevado... enhorabuena Linense.

Continuamos con los premios Alltid...

CATEGORÍAS DE EQUIPO:

Premio "Javi Clemente" a la mejor defensa (promedio)
: Con 105,1 AH... VILANOVETA

Premio "JUGOOOOOON" al mejor centro del campo (promedio): Con 63,2 AH... LA BALONA

Premio "Tos p'alante" a la mejor delantera (promedio): Con 51,6 AH... MONTEOLIVETE

Premio "Taxi, a la séptima por favor" al mejor equipo (promedio): Con 196,9 AH... VILANOVETA

Premio "¡Pero si no le he tocaoooo!" al juego sucio: Con 1 Roja y 23 Amarillas... VILANOVETA

Premio "Teletubbies" al equipo menos tarjeteado: Con 11 amarillas... VENDELPLA Y NOTINGAN


CATEGORÍAS INDIVIDUALES

Premio "RA-TATATATATA-RA-TATATATATA- Julio Salinas" al máximo goleador de liga
: Con 9 xarxas (chicharros) FERRAN SANOU DE LA BALONA

Premio "Ballesteros y Javi Navarro, unas niñas a mi lado" al jugador más sucio: Con 1 roja y 4 amarillas SZYMEK PRZYCZYNA DE MONTEOLIVETE

Premio "Messi, vuelve pronto" al mejor jugador: Con un TSI de 72.920... AERT BEZUYEN DE MONTEOLIVETE


CATEGORÍAS ESPECIALES

Premio "Que no cojones, que no llevo a Raul" a la mejor selección del grupo: Con 7 jugadores en el 11 titular... VILANOVETA

Premio "David Beckham" a la plantilla más cara: Con 113.563 € de salario semanal... MONTEOLIVETE DRAGONS


Premio especial... AL EQUIPO CAMPEÓN DE LIGA... Y FUTURO INTEGRANTE DE LIGA VII...
¡¡¡¡¡¡¡ESPORTIUUUUUUUU VILANOVETAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!



Pues bien, ya se han hecho los reconocimientos de la temporada... gran temporada por cierto... y la que nos espera... un bot bajando que nos permitirá un respiro, pero dos ascendidos que llegan como motos a nuestra liga... la próxima temporada deparará emociones muy fuertes... eso seguro...
Un placer haber compartido una nueva temporada con todos vosotros, a los que han bajado muchos ánimos y espero veros rápido por aquí de nuevo, a los que han subido y ahora mismo están viendo en el grupo de descerebrados en el que el destino HT les ha enviado... bienvenidos... a Simontxo muchas gracias por hacer más digna esta liga con tu visita (estoy seguro que pasarás a saludarnos), a todos... que descanseis, que ficheis bien, y que dentro de dos semanas....

AL TURROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOON



-------------------------------------------------------------------------------------------------



Hasta aquí ha llegado... si los hay, que eso espero... iré editando los comentarios...

sábado, 13 de septiembre de 2008

Si los periquitos volaran... no se vería el sol

Recojo el guante que lanza nuestro comentarista "anónimo", y me decido a trasladaros una cruda polémica no exenta de misterio, que en los últimos meses ha motivado las más exacerbadas discusiones y generado cientos de teorías, cada cual más disparatada, que harían perder el sueño al mismísimo Iker Jimenez...

Os pongo en situación...


Nuestro personaje en cuestión, de iniciales J.M. (identidad del cual mantendremos en el anonimato por obvias razones de seguridad), sostiene ser seguidor por delante de cualquier otro, de un club de fútbol, en concreto del F.C. Barcelona.

Sin embargo, los deseos de nuestro amigo deparan una suerte incierta al club de sus amores, extraña y precísamente, cuando ha de enfrentarse al principal rival de su ciudad... el R.C.D. Espanyol.


A J.M., se le ha escuchado afirmar lo siguiente: "Yo soy culé, soy del Barça, y quiero que gane en todos los partidos... eso sí, cuando juegue con el Espanyol me da igual si pierde, prefiero que gane siempre el Espanyol, pero en el resto, que gane el Barça..." - he dicho -


Pese a ello, tiene la desfachatez de mantener que es del Barça sin dudarlo... os daremos más datos que refrendan nuestra teoría, que no es otra que J.M. es tan del Barça como lo era Hugo Sanchez mirando al palco de Nuñez mientras se agitaba la entrepierna..


  1. J.M. tan solo ha asistido en su vida a un partido en un estadio de fútbol... El único partido al que ha asistido nuestro compañero fue para ver al Espanyol en el desaparecido Estadio de Sarriá.

  2. Pese a que en su família más directa, cuenta con un carnet de socio del Barça, que puede utilizar libremente cuando le apetezca, nunca ha ido al Camp Nou.

  3. Sin ser un gran aficionado a comentar el día a día de la liga, sus comentarios más mordaces y jocosos, siempre tienen lugar tras un patinazo o amago de polémica en el entorno blaugrana.

  4. Ha llegado a confesar, que el día más triste de su vida, fue el del partido contra el Bayern Leverkusen correspondiente al partido de vuelta de la final UEFA 1988, en la que el Espanyol, con el rubio de Barakaldo al frente y el pipiolo Losada mandado a las nubes el último penalti, perdía una final en la que quince días antes, y con un 3-0 en el partido de ida, se había entonado el campeones!!! campeones!!! por las gradas del ya vetusto Sarriá. - vale, este punto no se ha contrastado debídamente, pero es que me estaba gustando un poco...


Imagino que os parece tan evidente como a nosotros, que de ser de algun club, este ha de ser el Espanyol, no? Pues él sostiene que no, que es del Barça...

Las personas cambiamos muchas cosas durante nuestra vida, cambiamos de trabajo, de lugar de residencia, de pareja, de sexo, incluso podemos cambiar nuestro voto en las urnas... pero nunca, nunca!!!, cambiamos de equipo de fútbol.

Para ayudar a J.M. a salir del armario, a aclarar sus ideas, y que pueda vivir su opción futbolística en plena libertad, sin tener que esconder sus verdaderas pasiones, esperamos vuestros comentarios.

PD: Se admite también el envío de artículos que ayuden en la terapia, como bufandas blanquiazules, postales de Marañón, Lauridsen o N'Kono, y latas de conservas en salsa americana de la marca que todos imaginais.

¿Como viniste a parar a este Blog?

Se ha producido un error en este gadget.