sábado, 27 de septiembre de 2008

Vaya tela con el estatut...

Con artículos recurridos ante el Tribunal Constitucional, las arcas generales vacías dificultando la asignación de nuevas partidas presupuestarias (por no hablar de la ampliación de las existentes) y unos presupuestos generales para el 2008, que podrían salir adelante solo con el apoyo de los nacionalistas vascos, el panorama del desarrollo de la financiación autonómica para Catalunya parece absolutamente desolador...

Claro que siempre hay cracks como los de Polonia que nos regalan gags como este que quiero haceros llegar.









Solo recordar que, desde que echó a andar el proceso de reforma estatutario en Catalunya, y no solo por la torpeza de los políticos catalanes (que la ha habido y muy grande), la sucesión de momentos memorables de los que sentirnos todos muy orgullosos ha sido sencillamente espectacular:

Ciertos grupos promueven un boicot nacional a los productos catalanes.
El desmembramiento de España y la balcanización de Catalunya son conceptos que aparecen en ciertas tertulias de opinión.
El President Montilla denuncia desafección entre España y Catalunya.
CIU se adelanta a todos y pacta el Estatut con el PSOE, generando recelo en algunos socios del tripartito catalán.
Fruto de esos celos, ERC cambia de parecer al respecto del Estatut pactado finalmente y pide su no aceptación en el referendum. El "NO" es solicitado también por el PP.
El estatut es presentado en referendum a los catalanes. Se aprueba con un 74% de votos favorables, pero el interés que suscita solo logra movilizar a un 49% del electorado.
El PP y otras organizaciones, presentan diferentes recursos ante el T.C. defendiendo la inconstitucionalidad de algunos artículos del Estatut.


En 2008, varios años despues del inicio de este recorrido, inmersos en una crisis económica que todavía no parece haber enseñado del todo los dientes, lo que preocupa ya no son las voluntades de llegar a acuerdos de las partes, sino si hay dinero en la caja con el que dotar las gestiones transferidas.

Total, un Estatut gafado, ¿realmente habrá valido todo esto la pena?

Vaya tela con el Estatut...

No hay comentarios:

¿Como viniste a parar a este Blog?

Se ha producido un error en este gadget.